Comunidad Sostenibilidad Transporte

Con aranceles e impuestos, autos eléctricos doblarían su precio en Ecuador

By on 11 junio, 2019

Con aranceles, autos eléctricos doblarían precio

El Kia Soul eléctrico tiene un precio de venta de $ 30.990 exento de impuestos. Con ellos su valor subiría a $ 55.000.

Para el gerente de la Asociación Automotriz Ecuatoriana (AEA), Manuel Murtinho, el uso de los vehículos eléctricos en el Ecuador será un proceso que tomará un largo tiempo.

Esto, en referencia a la reciente modificación del Comité de Comercio Exterior (Comex) que extiende la exención de aranceles a estos vehículos y CKD, eliminando el valor tope de $ 40.000 que limitaba el beneficio, vigente desde el 2017.

“Es un vehículo que se tiene que posicionar en el mercado. En Europa y Estados Unidos aún no tienen la importancia que tienen los vehículos de combustión”, explica el dirigente, quien revela que en Ecuador, de enero a mayo de este año, solo se han importado 21 de estos automotores, frente a los más de 40.000 de combustión que ya se han vendido.

Murtinho cree que se deben revisar otras cargas arancelarias que incrementarían el valor FOB de estos carros de más de $ 40.000 y que sí se eliminaron para los de menos de ese precio en la norma pasada.

Murtinho señala, por ejemplo, que si un vehículo eléctrico de $ 40.000 debiera pagar aranceles, los impuestos IVA e ICE su precio subiría a $ 70.000.

Ricardo Rosales, director general de KIA, marca que tiene el modelo Soul eléctrico a $ 30.990, confirma que ese vehículo está exento de IVA, ICE y aranceles, y que su precio real sería de $ 55.000. Asimismo, un vehículo de $ 40.000 podría llegar a los $ 90.000, indica.

“Entre IVA, ICE y aranceles un auto puede encarecerse 1,7 veces del valor FOB; y en autos más caros, de más de $ 40.000 FOB, hasta 2,15 veces”, expresa Rosales, quien cree que la medida del Comex va dirigida más a fomentar la importación de camiones o buses cuyo costo es mayor; y en el caso de KIA “nos beneficia porque el consumidor final ya no debe pagar aranceles en la importación de componentes eléctricos, es decir, las baterías, los cargadores y las electrolineras”, sostiene.

Al respecto, Murtinho proyecta que las importaciones podrían crecer hasta finales de año porque los municipios de Quito y Guayaquil estarían interesados en buses eléctricos.

José Silva, presidente de la empresa Saucinc, que el año pasado importó 20 buses eléctricos desde China, indicó que llegaron exentos de esos impuestos y que sin los beneficios su precio unitario, que fue de $ 420.000, hubiese subido hasta un 40% más.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT