Comunidad

Daños en iglesia de La Victoria en Guayaquil alarman a fieles

By on 1 mayo, 2019

Con más de 85 años de historia, la iglesia Nuestra Señora del Carmen (también conocida como La Victoria) es uno de los templos católicos emblemáticos de Guayaquil.

Ubicada en avenida Quito y 10 de Agosto, diariamente acoge a feligreses del centro de la ciudad. El terremoto de magnitud  7,8 que sacudió al país en abril del 2016 y el poco mantenimiento que ha recibido desde su fundación han propiciado que su estructura sufra daños.

Un estudio realizado en el templo meses después de ese sismo reflejó que las torres de la iglesia podrían colapsar.

La firma que realizó la evaluación recomendó la demolición y reconstrucción de las torres. Según el párroco Gonzalo Zapata, este costo supera los 300.000 dólares.

Al subir por la parte interna de las torres se evidencia que su estructura se está desmoronando. Los últimos sismos registrados este año provocaron agrietamientos en las fachadas de las torres. En un tramo que las conecta, hay presencia de piedras desprendidas.

Las campanas y los componentes del reloj que anunciaban los horarios de las misas están oxidados y ya no funcionan, pues  su movimiento podría ocasionar que siga  cediendo la estructura.

Desde la cúpula se han desprendido pedazos de cemento que caían en el interior de la iglesia. Para evitar que alguna persona resulte herida colocaron mallas en el centro, de manera provisional. Algunos ventanales de la cúpula también están rotos.

Dentro del templo, la situación es alarmante. El recubrimiento de algunos pilares se ha desprendido. El piso, en varios tramos, está hundido, mientras que hay paredes con fisuras.

Uno de los hechos que más preocupa a Zapata es que el tumbado del templo ha empezado a ceder. Algunas piedras han caído en los últimos meses hasta algunas sillas. Debido a esto, los feligreses que asisten a misa deben cambiarse de lugar constantemente, para evitar ser impactados.

El párroco  que está a cargo de la iglesia, desde hace un año y medio, explicó que ha enviado oficios a la Municipalidad de Guayaquil y a la Presidencia de la República para solicitar ayuda económica y poder rehabilitar el templo.

“Con rifas no lo vamos a hacer (obtener el dinero para los arreglos). El estudio dio un costo de $ 351.000, un costo muy elevado, necesitamos la ayuda de la empresa privada y el Estado”, enfatizó Zapata.

Añadió que aspira a llegar a acuerdos con varias entidades públicas y privadas, pues teme que la situación estructural de la iglesia empeore.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT