Comunidad Emprendimiento

El clima subtropical del valle de Yunguilla, en el cantón Santa Isabel, es un atractivo para decenas de personas que se abren espacio y generan su propia fuente de trabajo

By on 24 enero, 2019

En su local, Pedro Vargas elabora los helados de paila de chocolate.

El clima subtropical del valle de Yunguilla, en el cantón Santa Isabel, es un atractivo para decenas de personas que se abren espacio y generan su propia fuente de trabajo con sus negocios; así, los locales comerciales son cada vez más diversos.
Por ejemplo un puesto de sabrosos helados de paila en el sector conocido como El Descanso de Don León, entrada a La Atalaya, es ya un atractivo para los locales y quienes van de paso.
Ahí, Pedro Vargas trabaja desde hace un año elaborando los ricos helados de paila, de diversos sabores como naranjilla, coco, mora, guanábana y más. Él es oriundo de Baños de Ambato, salió de su natal porque lo obligaron a evacuar debido a las amenazas del volcán, según comentó.
Por unos años ha trabajado en la carpintería, pero el trabajo escaseó y entonces optó por hacer algo que sabía, los helados de paila. “Me va mucho mejor que en la carpintería. Hay turistas que se detienen y aprovechan el calor para refrescarse con un helado”, manifestó.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT