Política

Elizabeth Cabezas, presidenta de la Asamblea Nacional, señala que los audios no tienen nada de ilegal

By on 18 marzo, 2019

Audios filtrados sacuden la dirección de la Asamblea

Elizabeth Cabezas, presidenta de la Asamblea Nacional, señala que los audios no tienen nada de ilegal.
Quito –

Elizabeth Cabezas asumió la presidencia de la Asamblea Nacional el 14 de marzo de 2018, tras la destitución de José Serrano, por la filtración de un audio. Un año después, otra grabación filtrada, esta vez con Cabezas como interlocutora, sacude al legislativo y amenaza su aspiración de reelegirse.

“El audio no tiene nada de ilegal ni ilegítimo, lo grave aquí es entender que estamos viviendo bajo un estado de espionaje”, ha dicho a los medios Cabezas, quien llega al año de gestión entre críticas de algunos legisladores y elogios de otros que resaltan su apertura al diálogo. Sin embargo, los correístas le reprochan que sus actuaciones son sesgadas.

Cinco proyectos de ley ha presentado en lo que va del periodo legislativo, uno de ellos, la creación de la Universidad del Río, ya fue publicado en el Registro Oficial. Asumió el cargo con 84 votos de AP, PSC, SUMA, PSP, ID, Pachakutik,  Unidos por Pastaza e independientes. El sector de la Revolución Ciudadana (RC) abandonó la sala antes de la votación.

Esos mismos sectores que antes la apoyaron hoy toman distancia frente a la aspiración de Cabezas de reelegirse en la Asamblea, por dos años más, a partir del 14 de mayo.

El audio que se viralizó en las redes sociales sobre una conversación de Cabezas con la ministra del Interior, María Paula Romo, sobre la votación de una moción de los correístas para investigar al primer mandatario sobre posibles empresas en paraísos fiscales, lo que refleja es dependencia del Ejecutivo, pues “una cosa es dialogar y otra someterse”, sostiene Henry Cucalón, para quien muchas de las cosas dadas en la Asamblea responden a tesis de los bloques, y no por ella.

En fiscalización, añade, los pocos procesos que hubo no tienen nada que ver con la conducción de Cabezas, sino por fuerza de la oposición a la que el oficialismo se sumó, como el enjuiciamiento al exfiscal Carlos Baca.

Una de las críticas que sostiene este sector es el pedido de juicio político en contra de la excanciller María Fernanda Espinosa. «Le he exigido por escrito, desde hace meses, que me responda qué pasa con esa petición, y no hay respuesta”, señala Cucalón.

En todo caso, Cucalón aclara que Cabezas fue designada para reemplazar a Serrano y que es una persona “de buen trato». «Hasta que escuchamos el audio, que según lo dice es su cotidianidad, pero esa coyuntura creo que lleva a la Asamblea, el próximo 14 de mayo, hacia otra convergencia”.

Una vez que Alianza PAIS ha anunciado que Cabezas es la candidata a la reelección para seguir en la Presidencia de la Asamblea, “al menos el bloque socialcristiano no votaremos por ella, y en su debido momento anunciaremos si nosotros tendremos candidato propio o a quién apoyaremos dentro de una convergencia, pero nuestra posición, no solo por el audio, es que no vamos a votar por ella”, insiste.

Para el bloque de CREO, según Fabricio Villamar, la presencia de Cabezas sirvió para implementar el mecanismo de fraccionamiento del correísmo y para la salida de José Serrano. Los últimos hechos sobre los audios hacen casi imposible apoyar a una reelección, resalta.

Su coideario y jefe de la bancada, Homero Castanier, considera que la agenda legislativa planteada hace un año con la nueva dirección de la Asamblea no pudo ser cumplida por los temas coyunturales como la crisis de la frontera norte, la fuga de los hermanos Alvarado; la destitución de tres asambleístas; la destitución de la exvicepresidenta de la República María Alejandra Vicuña.

Una de las cosas que resalta Castanier son los puentes de diálogo implementados con las diferentes bancadas, lo negativo es lo que sucedió al final, la filtración de un audio que detona que hubo intentos de manejar los votos para impedir una fiscalización al primer mandatario.

La posición de la bancada de CREO frente a la reestructuración de la Asamblea es de apertura al diálogo y sobre todo dejar en claro que cualquier candidato que respete el derecho a ser parte de la dirección del Parlamento y tener representación en la comisión será apoyado; sin descartar que haya un candidato propio.

Villamar también asegura que el escándalo del audio complica las posibilidad de una reeleción e internamente su bancada AP plantea otros dos candidatos, cuando parecía que esto ya estaba acordado.

Wilma Andrade de la ID-BIN resalta en Cabezas actitudes de tolerancia, respeto y la política de inclusión en el debate, pero cuestiona que la mayor parte de las sesiones en el pleno las encarga, sin explicaciones. Y en eso coincide con el socialcristiano Cucalón, pues ambos afirman que Cabezas no va muy seguido a las sesiones del pleno.

Andrade comenta que hasta ahora no se explica por qué Cabezas no termina dirigiendo las sesiones del pleno, hay veces que existen hasta cuatro presidentes encargados; lo cual no permite que haya un control adecuado del manejo del pleno, y se distorsiona como que no tuviera el control total, y esa delegación le pasa factura.

Añade que en esta administración legislativa falta transparencia para saber por qué algunos asambleístas viajan y bajo qué condiciones se dan esos viajes. “Creo que ahí falta transparencia porque sabemos que hay algunos que viajan mucho y otros nunca hemos viajado”.

Juan Lloret (RC) dice que a Cabezas la caracteriza la actitud discrecional de fiscalización al gobierno anterior, pero cuando se trata del actual presidente de la República intenta direccionar los procesos y evitar la aplicación de una cirugía mayor para la corrupción. Recuerda que Cabezas tiene en su escritorio, por más de 90 días, un pedido de juicio político a los exmiembros del Consejo de la Judicatura transitorio.

Asimismo tiene pendiente el llamado a comparecer al funcionario presidencial Eduardo Jurado, solicitado hace tres meses, sobre los cobros indebidos por parte de las instituciones financieras; igualmente, la comparecencia del ministro de Finanzas, Richard Espinosa, está bloqueada desde la presidencia de la Asamblea, para que explique sobre el endeudamiento público.

Otro de los temas que observa Lloret es la falta de independencia de poderes, tanto es así que, sostiene, el Ejecutivo a través de los operadores de la política cuentan los votos para impedir la fiscalización al primer mandatario por un hecho público sobre la creación de empresas en paraísos fiscales.

Para ir a una reelección como presidenta de la Asamblea, Cabezas, no tiene “condición moral necesaria ni el liderazgo, y su actuación nos deja mucho que desear, porque en el tema legislativo lo que aprobó es por el trabajo de las comisiones y no por un apoyo desde la presidencia de la Asamblea”, subraya.

Desde el movimiento SUMA, Guillermo Celi resalta que se aprobaron leyes importantes como la Ley de polos de desarrollo; además hubo apertura al procesamiento de los juicios políticos como al exfiscal Carlos Baca; al exsuperintendente de Comunicación Carlos Ochoa; pero aclara que esos hechos no son un condicionante para que el bloque vaya a apoyar una reelección de las actuales autoridades; pues el bloque aún no entra a debatir el caso, en lo interno.

En el tema del audio, Celi lamenta que haya una suerte de espionaje en la Asamblea, pero que ese hecho sin duda afectará las posibilidades de permanencia de Cabezas al frente de la Función Legislativa.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT