Emprendimiento Seguridad

En Cuenca existen unas 300 cámaras de monitoreo o videovigilancia

By on 18 diciembre, 2018

En la Plaza Cívica está instalada una de las cámaras del Consejo de Seguridad Ciudadana (CSC). LCC

En Cuenca existen unas 300 cámaras de monitoreo o videovigilancia. De estas, 70 pertenecen al Consejo de Seguridad Ciudadana (CSC) y 230 están a cargo del Sistema de Emergencia ECU 911.
A pesar de esto, algunos ciudadanos creen que los dispositivos no funcionan.
Por ejemplo, el 9 de diciembre pasado en las redes sociales se denunció un asalto en el sector de la intersección de las avenidas Unidad Nacional y Remigio Crespo. De acuerdo a al reclamo ciudadano, la cámara de videovigilancia del sector no funcionaba.
María (nombre protegido) habitante del sector, donde funciona un centro de diversión nocturna, cuenta que a veces hay personas que se dedican a libar fuera del local o en la parte posterior del mismo. Si bien existe una cámara la policía llega “porque nosotros llamamos a denunciar la presencia de libadores…” afirma y no porque se vea en la cámara.
María piensa que la cámara no sirve o las autoridades no cumplen bien su trabajo.

Sistema

Rómulo Montalvo, director ejecutivo del CSC, explica que las cámaras de la institución están instaladas en plazas, parques, orillas de los ríos, en los alrededores de los mercados de la urbe y en varias parroquias rurales del cantón. Los dispositivos no están en los sitios en donde el ECU 911 ya tiene cámaras para evitar que se duplique el trabajo.
De las 70 cámaras activas, actualmente cuatro están en mantenimiento a cargo de un equipo técnico del CSC.
Además, todo el tiempo se verifica su funcionamiento en en la Sala de Monitoreo del Consejo. “El momento que una pantalla está negra, el personal reporta el inconveniente y los técnicos se trasladan a verificar el daño…” dice.
Los daños no son frecuentes asevera Montalvo e indica que generalmente se deben a inconvenientes con la red eléctrica.
A decir del director del CSC, cuando se instalan cámaras nuevas, para que empiecen a funcionar tarda de tres a cuatro semanas, ya que se tienen que cumplir procesos de cableado y contratación de servicio de conexión, entre otros. “Esto puede generar confusiones en las personas…”.
En el caso del ECU 911, a pesar de que el mantenimiento preventivo y correctivo de las cámaras es permanentes, según Diego Astudillo, coordinador zonal 6 de la entidad, el clima es el principal factor que afecta a los implementos electrónicos. “En los últimos tres meses hemos tenido inconvenientes…” cuenta.
El ECU 911 tiene dos sistemas de alerta en caso de fallo de las cámaras.
Uno es el personal que monitorea las cámaras reporta la falencia y se reporta al departamento de tecnología y al contratista de mantenimiento de los dispositivos a nivel nacional.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT