Emprendimiento Negocios

Las empresas deben marcar su cableado para identificarlo si este se caen o deteriora

By on 2 octubre, 2018

La Empresa Eléctrica Regional Centro Sur (EERCS) arrienda sus postes a las empresas de telecomunicación privadas.

En las avenidas 3 de Noviembre y Unidad Nacional, la presencia de cables que llegan hasta el suelo afecta a peatones y vehículos. LCC

Los cables enredados en los postes de alumbrado público no solo causan mal aspecto, pues algunos incluso han caído y son un peligro para conductores y peatones.
Por ejemplo, en la intersección de las avenidas 3 de Noviembre y Unidad Nacional, algunos cables están colgados y llegan hasta la vereda. Lo mismo ocurre en otros sectores de la ciudad.
“He visto personas, sobre todo adultos mayores, que se tropiezan con los cables. Incluso la hija de una vecina un día se colgaba de un cable…” comentó ayer Estefanía Espinoza, propietaria de un negocio en la avenida 3 de Noviembre.
La mujer sostuvo que los alamabres están así desde hace meses y pidió a las autoridades que hagan algo, ya que atentan la seguridad.
César Espinoza, empleado de un local de comida, mencionó que los cables caídos no permiten que los vehículos se estacionen para ingresar al establecimiento. “Un día un bus rompió un cable de Internet y televisión pagada…” dijo.
Aunque ha visto que una empresa da mantenimiento solo a una parte del alambrado, el resto sigue igual y son un obstáculo para quienes transitan por el lugar.

Responsables

Juan Ugalde, director de Distribución de la EERCS, explicó que si bien la empresa tiene la obligación de brindar el servicio de electricidad y comercializar energía eléctrica, por disposiciones legales también presta su infraestructura a las instituciones públicas como ETAPA EP y la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT).
Mientras que con las compañías privadas que dan servicios de telefonía, televisión pagada e Internet se firman convenios para el arriendo de los postes.
Para Ugalde el problema es que cuando ocurre una falla, algunas compañías no reparan el cable dañado, sino lo reemplazan por uno nuevo y los cables viejos se quedan en las estructuras.
“Las personas al ver cables en el suelo piensan que son de la Centro Sur pero no es así…” aseveró.
Actualmente se solicita a las empresas a que marquen su cableado para identificarlo si este se caen o deteriora.
Igualmente, se envía una solicitud a estas entidades para que den mantenimiento a sus cables enredados o caídos, pero la mayoría no los cumple. La EERCS no tiene la potestad para sancionar a las compañías.
Ugalde indicó que por norma se instalan postes de 12 metros (m) de altura para la media tensión eléctrica y de 10 m para la baja tensión.
Esto para que el cableado de telefonía, televisión o Internet no se junte con el que conduce electricidad. Además se previene accidentes con los técnicos que instalan los servicios.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT