Emprendimiento

Los partes de posibles infracciones son diarios. Hay ocho funcionarios encargados de tramitarlas.

By on 8 noviembre, 2018

Una vista de la construcción ubicada en la avenida Isabel La Católica, al sur de Cuenca, que se halla en juzgamiento en la Municipalidad. Cortesía

En el sector de la avenida Isabel La Católica, al sur de Cuenca, se levanta un inmueble con obras que presuntamente violentan la autorización municipal. Se preveía una pared, de 2,20 metros de alto como límite del predio, pero se la ha usado como construcción adosada al inmueble principal y su altura llega ya a un quinto piso, a pesar de tener algunos sellos de clausura.

Según documentación municipal, para el 6 de junio del año pasado ya había una área de 15 metros cuadrados en planta alta construida sin autorización, en el retiro posterior. Había una obra que no era posible corregir “por no respetar las determinantes del sector”.

Con fecha 26 de julio de este año, un nuevo informe técnico de la Municipalidad señaló que el muro del retiro posterior llegaba ya a 3,80 metros, sobre el cual se había levantado una losa, igualmente sin aprobación.

Se abrió un proceso investigativo al ciudadano Ernesto N. y para el 3 de septiembre, la Municipalidad emitió un nuevo informe técnico. Para entonces se había edificado, sin autorización, 15,8 metros cuadrados en la segunda planta alta o tercer piso y 174 m² en la tercera planta alta o cuarto piso, por lo que se colocó sellos de suspensión provisional de la obra.

Sin embargo, los sellos fueron violentados, el 9 de octubre se colocó nuevos sellos, los que tampoco se respetaron y la obra ha continuado casi hasta una cuarta planta alta, por lo que Carlos Álvarez, director de Control Urbano estima pertinente un sello de clausura definitiva por parte de la Sindicatura.

Freddy Hinojosa, vecino del sector, señaló que construcciones no autorizadas en altura son un riesgo para todos, ya que no se puede confiar en la seguridad de estas edificaciones, las mismas que podrían colapsar y lesionar a otras personas o dañar bienes ajenos.

También, durante las obras, hay materiales que podrían caer y poner en riesgo a terceros, manifestó.

En la Municipalidad continúan los trámites sobre este caso. Carlos Álvarez, director de Control Urbano, señaló que en principio se trató de llegar a un acuerdo con el propietario, pero al haber continuado la obra se ha remitido el caso a la Comisaría Municipal para su juzgamiento.

Inclusive, en vista de que han sido rotos los sellos de clausura, se ha pedido a la Sindicatura judicializar el caso, ya que esta acción constituye delito.

Los partes de posibles infracciones que se emiten en la Dirección de Control Urbano son diarios por incumplimiento de las ordenanzas. Hay ocho funcionarios encargados de sustanciar las causas, las mismas que una vez concluida la etapa de sustanciación, pasan a las comisarías para una decisión final.

Álvarez emitió un mensaje a los ciudadanos: “No se puede construir sin tener un permiso de la autoridad municipal y peor en altura, hay que regirse a la normativa”.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT