Internacionales

Los restos del Titanic habrían sido golpeados por un submarino.

By on 11 febrero, 2020

Han pasado más de 100 años desde que el Titanic -el barco que prometía ser el más lujoso y resistente del mundo- naufragó en el océano Atlántico. Pero su historia pervive y un nuevo hallazgo enciende las alertas del mundo: los restos del barco habrían sido golpeados por un submarino en el 2019, pero el Gobierno de Estados Unidos mantuvo el accidente en reserva. Lo reporta el periódico británico The Telegraph que accedió a documentos reservados que darían cuenta de lo que ocurrido.  Según informa el medio ABC este viernes 7 de febrero del 2020, el medio inglés publicó que las autoridades estadounidense no revelaron que un submarino valorado en USD 35 millones, contratado por una compañía de aventuras británica, golpeó el barco hundido. Rob McCallum, líder de la expedición admitió el martes 28 de enero que el vehículo sumergible de última generación colisionó con los restos del Titanic en julio del 2019.

Ocurrió -cita The Telegraph- cuando «corrientes intensas y altamente impredecibles» causaron que el piloto perdiera el control. Este es el primer choque con el barco que se ha hecho público desde que se descubrieron sus restos en 1985.  Registros a los que accedió The Telegraph, detallan que el viaje emprendido por el submarino fue orquestado por EYOS Expeditions, una empresa de aventura con sede en Isla de Man (en Irlanda). La jornada de expedición convocó a científicos de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) y es la primera inmersión en el Titanic en casi 15 años.  El submarino era especial: estaba equipado con el factor limitador Triton DSV que lo convierte en el único sumergible en el mundo capaz de bucear por debajo de los 7 000 metros.  Cuando el equipo científico regresó, la noticia de la expedición apareció en decenas de medios de comunicación después de que se revelara que la bañera del capitán del submarino había desaparecido dentro de los restos ya deteriorados.  McCallum confirmó que sí hubo contacto con el histórico barco, pero insistió en que cualquier daño podría haber sido menor.

«Intentamos mantenernos alejados del Titanic, pero tuvimos que acercarnos para depositar dos muestras científicas», dijo al Telegraph. El científico explicó que el contacto con los restos del barco fue accidental y se produjo «mientras estábamos cerca de la brecha del casco de estribor, una gran parte del casco que sobresale. Luego observamos una mancha roja de óxido en el costado del submarino».  Según su relato, el sumergible estaba cubierto de fibra de vidrio blanca, que lo convierte en un vehículo delicado y costoso. «Mientras está bajo el agua esencialmente no tiene peso, no es un ariete», contó.  Las afirmaciones de McCallum llegaron antes de una batalla judicial histórica para decidir el futuro del Titanic, más de un siglo después de que el llamado barco se hundiera en el Atlántico Norte.  El martes 21 de enero del 2020 entró en vigencia un tratado internacional, suscrito en 2003 por Gran Bretaña y Estados Unidos. El acuerdo prohíbe cualquier visita no autorizada al transatlántico. El documento permite que las dos naciones conceder o rechazar licencias para entrar o  sacar objetos de los restos del barco, que estaba solo protegido por la Convención de la Unesco sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT