Cultura Emprendimiento Sostenibilidad Turismo

Machángara se prepara para adaptarse al cambio climático.

By on 26 diciembre, 2018

Un trabajo silencioso se desarrolla desde hace cinco meses en la cuenca del río Machángara: este lugar, que es una importante fuente de vida para Cuenca, se prepara para adaptarse al cambio climático.

La cuenca del Machángara, junto a la del río Napo, fue seleccionada para ser parte del Proyecto de Adaptación a los Impactos del Cambio Climático en Recursos Hídricos en los Andes, AICCA, que se implementa en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

Esta cuenca fue seleccionada por dos razones: cuenta con un avanzado sistema de organización y de información, y tiene un aprovechamiento múltiple del recurso hídrico, que puede ser alterado por el cambio climático, asegura Diego Quishpe, ténico del Ministerio del Ambiente y encargado del proyecto.


Eso contrasta con la cuenca del Napo, donde hay un súperavit de recurso hídrico y un déficit en la organización. La idea es intercambiar información de diferentes experiencias a nivel regional.

El proyecto tiene tres componentes: el levantamiento de una línea base técnica de vulnerabilidad y riesgo climático; el segundo es lograr incidencia en las herramientas de planificación local; el tercero es adaptar medidas de adaptación al cambio climático. Después se evaluará la efectividad de las medidas aplicadas.

La línea base no partirá de cero, pues es ya existe información preliminar. Una  tesis de la Universidad de Cuenca identifica la vulnerabilidad al cambio climático de esta zona.
En el Machángara ya existe un plan de manejo, que servirá de base para aplicar las medidas de adaptación. Hay acciones que ya están en marcha, como la reforestación, la protección de fuentes hídricas, la agoecología.


Importancia
Antonio Borrero, presidente del Comité de Conservación del Machángara, recuerda cuál es la importancia de reducir la vulnerabilidad al cambio climático de esta cuenca: el Machángara abastece de agua potable, dota de riego y produce energía eléctrica.
El río Machángara abastece a la planta potabilizadora de Tixán, que dota de este recurso al 50 por ciento del cantón. Mientras, con tres canales dota de riego a 3.736 usuarios en 1.450 hectáreas.

Además, con las represas Chanlud y Labrado produce 39,5 megavatios de energía eléctrica.  (I)

Hemos encontrado algo muy relevante en el Machángara, existe ya un plan de manejo de cuenca.”
Diego Quizhpe
Encargado del proyecto

En el caso de Ecuador se escogió al río Machángara por ser una cuenca aportante” .
Antonio Borrero
Gerente General Elecaustro

En la lucha contra el cambio climático se aplican dos tipos de medidas: mitigación, aborda la prevención; y adaptación, que trata los impactos.

Territorio. La cuenca del Machángara ocupa 32.500 hectáreas en seis parroquias de Cuenca, en tres de Biblián y en cuatro de Azogues.
organización. Desde hace 20 años existe un Comité de Conservación de la cuenca, lo que llamó la atención del proyecto AICCA.
proyecto.  Esta iniciativa inició en junio y durará hasta el 2022. Se invertirán 3’000.000 dólares en las dos cuencas seleccionadas en Ecuador.

Cinco iniciativas son parte del programa 
de ecología

El programa de ecología implementado por el Comité de Conservación de la cuenca del Machángara tiene cinco iniciativas: monitoreo de variables ambientales, monitoreo de flora y fauna, monitoreo integral de los embalses y sus afluentes, proyecto de restauración ecológica.
A través de estos monitoreos se han identificado las especies de flora y fauna que habitan en este lugar; con el fin de caracterizar su estado actual y evaluar el efecto causado por las actividades de generación hidroeléctrica.

Dentro del proyecto de restauración ecológica, se realizan estrategias de conservación y protección de las fuentes hídricas. Entre el 2000 y 2008 se sembraron 438.085 plantas nativas en el área de recarga hídrica, con el objetivo de disminuir la erosión hídrica y eólica. Además, existe un control de las actividades diarias, llevadas a cabo por los guardias forestales, que se realiza mediante una aplicación móvil llamada Georutas.

Todas estas iniciativas ayudan a la conservación de este espacio.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT