Comunidad Sostenibilidad Transporte

Recorridos gratuitos de capacitación del tranvía

By on 27 marzo, 2019

Diariamente se capacita a cerca de 2.500 pasajeros que acuden a los viajes gratuitos.

Un guía entrega información antes del recorrido y explica detalles del sistema de transporte durante el viaje. PSR

¿Cómo se controlarán los boletos? ¿Qué pasa si se corta la luz? ¿Hay ventilación? Esas son algunas de las interrogantes que ayer hicieron los ciudadanos en uno de los recorridos de capacitación del tranvía.
Los recorridos son gratuitos y se cumplen todos los días de 08:00 a 12:00 y de 14:00 a 19:00. Estos se hacen para que la ciudadanía se familiarice con el medio de transporte. Los vehículos salen cada 15 minutos.
Los viajes no tienen costo y las personas deben acudir al Patio Taller en las avenidas México y Unidad Nacional para comprar los boletos. Luego hay que ir a la parada de la avenida De Las Américas y avenida México frente al parque El Dragón.
Ahí, un funcionario indica las formas para comprar los boletos. La primera es con el pago directo en una máquina dispensadora que funciona con monedas. Se coloca el dinero y esta imprime el boleto.
Otra forma de acceder es mediante una tarjeta electrónica que se colocará en un dispositivo que debita el dinero, al igual que al subir a los buses de transporte urbano.
Al concluir la explicación, los usuarios, que ayer fueron estudiantes de un colegio, abordaron una de las 12 unidades que tiene capacidad para 207 pasajeros, 52 sentados y 155 a pie.
Como se encuentra en periodo de socialización, el vehículo arranca solo con usuarios sentados.
Durante el trayecto un guía dio detalles sobre las medidas de seguridad y de la ruta tranviaria. El tranvía viaja a 40 kilómetros por hora (km/h) en la avenida De Las Américas y avenida España, mientras que su velocidad en el Centro Histórico es de 20 km/h.
La duración del recorrido es de 35 minutos, desde la estación en el sector del Control Sur hasta el Parque Industrial.
En su interior el vehículo tiene un espacio con asientos plegables para las personas que ingresen en silla de ruedas, seis cámaras de video, una pantalla para revisar las paradas y una voz que anuncia cada una de las paradas antes de llegar y el destino final de la ruta.
“Pienso que conocer el trayecto y la información de cómo funcionará el tranvía es útil. Así sabremos cómo usarlo…”, mencionó Jhonny Tapia, docente.
Para Tapia, el nuevo medio de transporte es positivo, pero piensa que hace falta más asientos, aunque lo importante es que sí cuenta con un espacio inclusivo, añadió.
Carlos Ocampo, rector de la Unidad Educativa “Fausto Molina”, de la parroquia Tarqui, se mostró agradecido por tomar en cuenta al sector rural.
Piensa que la experiencia es buena y entre sus inquietudes está si se colocarán controladores en cada unidad para verificar que todos los usuarios tengan su boleto.
Algo que llamó la atención es que las ventanas no se abren, sin embargo, cada vehículo es climatizado, aunque algunos pasajeros indicaron que sintieron mareos y faltó aire.
Los guías explicaron que cuando el tranvía opere, mejorará la climatización y también ingresará más aire al abrirse las puertas en cada parada. (PVI)-(I)

Medidas de control

Para verificar que todo usuario cancele el pasaje se prevé colocar dos controladores en algunas de las estaciones del tranvía. También se prevé que en cada parada estén los miembros de la Guardia Ciudadana para dar seguridad.
En el caso de las avenidas De Las Américas y España, el tranvía parará cada seis cuadras y en el Centro Histórico cada cuatro cuadras.
Las puertas permanecerán abiertas un promedio de 30 segundos para que ingresen los pasajeros. Sin embargo, el tiempo puede variar según la cantidad de personas que aborden, por ejemplo, en “horas pico”.
Los guías piden a la ciudadanía respetar los pasos peatonales que hay en la ruta tranviaria y así prevenir accidentes.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT