Comunidad Educación

Un centenar de jóvenes se encontraron para pedir que se aclare el proceso de admisión de la Universidad de Cuenca

By on 13 junio, 2019
Los estudiantes portaron carteles para pedir a las autoridades que investiguen el caso.

Por lo menos un centenar de jóvenes se encontraron la tarde de ayer en el parque de la Madre para pedir que se aclare el proceso de admisión de la Universidad de Cuenca, cuestionado por una posible filtración del examen que se tomó a las personas que se inscribieron en el área de salud. El caso se dio a conocer tras una denuncia de un representante de los terceros de bachillerato de la Unidad Educativa La Asunción.

Luego de la reunión en el parque, los jóvenes marcharon hasta el patio del Complejo Judicial de Cuenca. Allí expresaron su malestar y pidieron a las autoridades de esa institución que investiguen el caso dado que varias personas habrían podido ver las preguntas del examen antes de rendirlo.

“Necesitamos que se aclare esto. No puede ser posible que sigamos viendo estos casos en donde solo los privilegiados pueden acceder a la universidad. Queremos un proceso transparente. El sistema de ingreso a la universidad es totalmente injusto y corrupto”, dijo Deysi Manrique en la marcha.

En las inmediaciones del Complejo Judicial también se reunieron padres y madres de familia que dijeron sentirse “decepcionados” por la situación. Ellos aseguraron que buscarán hasta en las últimas instancias una aclaración sobre el proceso de admisión.

“Estamos preocupados por el ingreso a la universidad que se ha visto frustrado. Hay jóvenes que buscan un lugar. Ojalá que no se haya dado esa filtración, porque daría para decir mucho de la universidad que es categoría A. Solo queremos justicia para todos los jóvenes que se sienten frustrados por este tema”, dijo Luis Orden, padre de familia.

Comisión de investigación

Por su parte, autoridades de la Universidad de Cuenca evitaron dar declaracioneshasta que finalicen las investigaciones de una comisión conformada dentro de la institución. La semana pasada, un grupo de abogados hizo una denuncia formal en la Fiscalía del Azuay para que un fiscal también forme parte de las investigaciones y se aclare si el examen se filtró antes de ser tomado, y en caso de ser así, buscar a la persona que divulgó las preguntas.

Hay varias denuncias informales en que aseguran que los inscritos habrían pagado hasta 600 dólares para acceder a las preguntas. En otros casos, que ya fue denunciado en la universidad, los estudiantes recibieron las preguntas a través de Whatsapp.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT